lunes, 23 de enero de 2012

Empezando con el pie derecho


Mi vida sigue dando vueltas y vueltas, hasta el día que deje de respirar no se detendrá. A veces quiero que vaya más despacio, otras que acelere hasta dejar el momento atrás pero jamás he querido que se detenga por completo.

Al fin deje de esclavizarme a los recuerdos, no digo que ya no recurra a ellos pero ya no soy prisionera de mi buena memoria. Me quede vacía de emociones viejas y gastadas, deje todo despejado para empezar este año; aunque asimilarlo me costó bastante trabajo. Es difícil deshacerte del pasado, descubrir quién eres detrás de todas esas cosas que creías te habían formado y continuaban haciéndolo. Todo eso era la brújula que marcaba la dirección de mis pasos, la esperanza de recuperar algo que nunca me perteneció y ahora no se a donde debo dirigirme, solo sé que donde me he quedado parada tengo los pies bien puestos sobre el suelo, esperando el momento en que me decida a tomar una dirección.

Todo este cambio ha sido de improvisto; seguía engañándome yo sola con todo eso, aferrada como suelo ser pero me canse de todo, sentí que debía dejarlo en el 2011. Que los días especiales del calendario del año pasado tenían que convertirse en días ordinarios este año, que cada noche vacía no recurriera a los recuerdos. No sé en que punto me llego la luz pero aquí esta y no hay marcha atrás. Me esperan muchos años por delante (o al menos eso me gusta creer) como para desgastarme pensando en lo que no se dio.

Creo que la lección mas importante que termine aprendiendo es que el hubiera no existe, pensar en lo que hubiera sido, lo que hubiera dicho, lo que hubiera podido sentir no va a hacer una maldita diferencia en el presente y mucho menos en el pasado. Sé que esto suena muy obvio y quizá todos lo sepamos pero no creo que todos lo comprendamos, digo por lo menos a mi me toco aprenderlo a la mala.

Como sea aquí estoy comenzando de nuevo. Nuevo año, nuevo semestre, nueva actitud, nueva mentalidad y por supuesto nueva motivación para ir hacia adelante, quitando la vista de atrás y evitándola lo mas que pueda para no caer en mis viejos hábitos tan destructivos para el ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario